¿Conoces a tus hijos o a tus alumnos?

Cuando nos preguntamos si conocemos a nuestros hijos o a nuestros alumnos, nos sale enseguida un “¡pués claro!”, y no lo dudo. Pero de lo que tampoco dudamos es que cuanto más y mejor los conozcamos, más y mejor les podremos ayudar.

La Personalidad la forman la suma del Temperamento más el carácter (haciendo una reducción). Del temperamento hablaremos otro día, aunque sólo puntualizar que es innato. En cuanto al carácter, en cambio, decir que éste es educable, y a ello tendremos que dedicar gran parte de nuestras fuerzas como educadores, ya sea desde la paternidad/maternidad, o desde la “profesionalidad”.

El carácter puede facilitar o perjudicar la disposición hacia el estudio, entre otras cosas. Por tanto, hace falta que conozcamos cuales son los puntos fuertes y los puntos débiles del carácter de los hijos o de los alumnos para saber como ayudarlos mejor. Hay tres aspectos -emotividad, actividad y resonancia- que, combinados entre si, nos permiten distinguir ocho posibles tipos de carácter.

En el artículo que presentamos a continuación, los analizaremos a partir de ejemplos ficticios. (Está en catalán. Si no lo entiendes y realmente te interesa, dímelo y te lo traduciré en cuanto tenga un rato. Tambíén es fácil encontrar más bibliografia sobre el tema).

Educar cadascú segons el seu carácter     Descargar (word)

Educar cadascú segons el seu carácter     Descargar (pdf)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s