Los problemas y los estados de ánimo.

El sábado pasado publicaron en el Diari de Tarragona una entrevista a Víctor Küppers, del cual he asistido a alguna de sus conferencias cuyas notas releo con cierta frecuencia. La titula “Gestión del entusiasmo”. Su misión es sacar a relucir el optimismo de la gente y explicar cómo debe gestionarse para afrontar situaciones difíciles.

 

En la entrevista del Diari, Jordi Cabré le preguntaba entre otras: “

¿Los problemas alteran nuestro estado de ánimo en la vida y en el trabajo? Küppers contesta:

 

“Los problemas graves están contados. Por ejemplo, que te den la noticia de una muerte de un ser querido. En cambio sin llegar a estos extremos ves a la gente por la calle con la cabeza agachada. Unos te contestarían que el correo electrónico no les funciona, que está esperando más de la cuenta para subir a un taxi, que le ha tocado trabajar un fin de semana que tenía libre… Hay que aprender a relativizar. En nuestra burbuja personal, cualquier tontería la transformamos en el problema más grave del mundo. Debemos vivir más el día a día. Esto es lo que debemos aprender”.

 

Creo que tiene mucha razón. Desde ahora me lo aplico personalmente, y sí alguno le sirven estas letras…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s